La actividad y el juego son indispensables para el desarrollo y el aprendizaje, sobretodo, en los primeros años de vida.

Los niños, y no tan niños, deben aprender razonando de forma lógica a través de la observación, experimentación y fundamentalmente, de la manipulación. De esta forma experimentan y razonan con un resultado más cercano a la realidad.

Existen numerosas ventajas de trabajar con los materiales manipulativos:

  • Producen ilusión para trabajar con las matemáticas, al presentarse como juego suelen fomentar el interés por la asignatura.
  • Potencian el aprendizaje independiente y la autonomía.
  • Ayudan en el razonamiento y en la resolución de problemas.
  • Ayudan en la creación de estrategias para resolver diferentes situaciones reales.
  • Permiten reflexionar sobre los diferentes contenidos de las matemáticas.
  • Permiten recrear situaciones reales en las que se fomentan la observación, expresión, la percepción, etc.

Por todo esto, desde MotivAcción, apostamos por un trabajo más cercano a la realidad y estamos realizando más materiales manipulativos para trabajar el razonamiento lógico, las matemáticas y los contenidos fundamentales para la vida diaria: monedas, horas, unidades de medida, etc..

 

Autora del artículo: Verónica García García (Ver Curriculum)

Solicita información sin compromiso Llámanos